sábado, 2 de enero de 2016

vigilia

El hecho de fluctuar no lo hace inseguro, más bien lo hace flexible y ya sabemos q la flexibilidad es menos propensa a los quiebres. Suele vérselo reflexivo recostado sobre una mediana balsa, mirando al cielo en silencio. Toca el agua con la yema de sus dedos y las estrellas con el deseo. Aun sabiendo q no está solo no imagina otras balsas cercanas. Contra toda ciencia sabe q es más probable q se eleve en el aire a q se hunda. Intenta recordar cuándo empezó todo y la respuesta a esto parece ser siempre, aunque en honor a la verdad ninguna de sus respuestas es definitiva. Fluye, no huye, flota sereno en algún líquido, oscila oceánico en un río interminable, repasa las rutas andadas, abandona ideas, regresa en vivencias, deviene demoledor y arquitecto del orbe y todo sucede en permanente disolución. Vive una vigilia profunda y no sabe por q regresas.

Alejandro Zoratti Calvi

No hay comentarios.:

Publicar un comentario